soja

CÁNCER DE MAMA: Prevención, detección, tratamiento.

CÁNCER DE MAMA: Prevención, detección, tratamiento. 2240 1260 Vive Nutrición

Soy mujer y como vosotras tengo un riesgo de desarrollar cáncer, los que mayor incidencia tienen en las mujeres son los hormonales: mama, útero, ovario. Aunque el cáncer de pulmón ha aumentado como consecuencia del consumo de tabaco; la estadística nos dice que 1 de cada 8 mujeres desarrollará un cáncer de mama a lo largo de su vida. Los hombres también puede desarrollar cáncer de mama, pero su incidencia es menor. Escribí un post sobre el tema: cáncer de mama en los hombres.

Existen muchos factores implicados en la aparición del cáncer de mama. Algunos de estos factores no son modificables pero otros sí, y de nosotros depende que los evitemos para disminuir el riesgo.

En este post he concentrado todos los artículos escritos sobre cáncer de mama: desde la prevención, cuáles alimentos evitar si me dan diagnóstico positivo, alimentación durante la quimioterapia, linfedema y durante la supervivencia.

¿Por qué escribo tanto de sobre este tipo de cáncer? Pues porque he estado investigando durante 6 años en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) en nutrición y cáncer de mama y cáncer colorrectal en mujeres y creo que los conocimientos adquiridos pueden transmitirse y servir de ayuda. Esta investigación ha formado parte de mi tesis doctoral, y  me permite dedicarme a la consulta online de oncología o presencial y a la formación de otros profesionales en nutrición y cáncer.

PREVENCIÓN EN EL CÁNCER DE MAMA

Para prevenir este cáncer y otros tipos de cánceres hay factores que no podemos modificar, por ejemplo la altura, se sabe que las mujeres mas altas, al tener mayor contenido de células, tienen mas riesgo. Pero otros factores sí los podemos modificar como la la dieta, tabaco, alcohol, obesidad…

Por otro lado, como veis en la imagen inferior los riesgos de desarrollar la enfermedad no son los mismos en función del estado de menopausia.

Reisgo de cáncer mama en función del estado de menopausia

La obesidad es el principal factor de riesgo en la mujer postmenopáusica. Este tema lo desarrollamos en el artículo: obesidad y riesgo de cáncer de mama.

 

ALIMENTACIÓN DURANTE LOS TRATAMIENTOS DE CÁNCER DE MAMA

Tengo cáncer de mama, ¿Cómo debo comer?.

En este artículo hablamos de esos momentos difíciles emocionalmente que afectan a nuestra alimentación, tanto por comer exceso como por déficit, después de un diagnóstico de cáncer.

*Quimioterapia y cáncer de mama

Debemos entender que tanto el tumor como los tratamientos van a producir efectos o cambios en nuestro estado nutricional.  Esto quiere decir que nuestras células sanas se van a ver perjudicadas y debemos en la medida de lo posible de adaptar nuestra alimentación para que todo el conjunto de células , quitando las tumorales, se encuentren bien nutridas.

Para ello, debemos preparar una intervención nutricional con una pauta dietética, recomendaciones, consejos y recetas, como comenté en los artículos dedicados a la quimioterapia: Una buena alimentación durante la quimioterapia y alimentarse durante la quimioterapia: consejos y recetas.

*Hormonoterapia (tamoxifeno, inhibidores aromatasa) y cáncer de mama.

Los tratamientos hormonales que son de larga duración, puede favorecer el aumento de grasa corporal, lo que condicionaría la efectividad de los tratamientos. La pérdida de efectividad se explica porque como hemos dicho la grasa abdominal favorece la inflamación y la formación de estrógenos. Asimismo estos tratamientos tendrán riesgos a nivel cardiovascular y osteomuscular por lo que hay que adaptar la alimentación con el objetivo de:

1.Disminuir o mantener grasa corporalAlimento para tus huesos

2.Prevenir los riesgos cardiovasculares

3.Incluir alimentos que contengan aquellos nutrientes básicos para hueso y  músculos: vitamina D, calcio, magnesio, vitamina k.

Este tema lo hemos desarrollado en: tamoxifeno y claves para combatir sus efectos secundarios y alimentos a evitar si tomo tamoxifeno.

*Tratamiento del cáncer  metastásico.

El 20-30% de los cánceres de mama derivan en un cáncer de mama metastásico, por lo que el cambio de hábitos en el momento del diagnóstico nos ayudarán a prevenirlo.

No obstante, si ya en el diagnóstico o si con el tiempo acabas desarrollando un cáncer de mama metastásico vas a recibir una serie de tratamientos, generalmente inhibidores de quinasas que nos obligan adaptar la alimentación a sus posibles efectos. Para saber más: cáncer de mama metastásico: prevención y fortalecimiento.

¿Y si aparece LINFEDEMA?

El linfedema puede aparecer tras la intervención quirúrgica, después de los tratamientos o incluso al cabo de mucho años. También hemos dedicado un artículo específico a este tema: Cáncer de mama y linfedema

 

ALIMENTACIÓN EN LA SUPERVIVENCIA DEL CÁNCER DE MAMA

Una vez que hemos superado los tratamientos de radioterapia y quimioterapia comienza el periodo de supervivencia. Hoy en día esta se sitúa entorno al 80% y va aumentado con el avance de los nuevos tratamientos y los métodos de cribado.

Se han hecho muchos estudios epidemiológicos, es decir, seguimiento a mujeres durante muchos años una vez finalizados los tratamientos. Observando que las mujeres que mantienen una grasa corporal correcta, están activas físicamente, comen saludablemente y evitan el alcohol y tabaco tienen menos recaídas, mejor calidad de vida y supervivencia. Para saber mas puedes leer: Cáncer de mama y claves de supervivencia

 

SOJA, BRÓCOLI , ACEITE DE CÁÑAMO Y CÁNCER DE MAMA

Existe mucha controversia  y mitología entorno a qué alimentos son beneficiosos o perjudiciales en el cáncer de mama.  Como siempre debemos basarnos en la evidencia científica. Veamos la soja, brócoli y aceite de cáñamo

La soja contiene fitoestrógenos por lo que se podría pensar que si una célula tumoral que necesita estrógenos encuentra a un fitoestrógeno de la soja se podría desarrollar. Sin embargo, ¿Cómo explicamos que las mujeres con cáncer de mama que ya han  pasado por los tratamientos y consumen soja tienen mas supervivencia? (1). La principal teoría es que los fitoestrógenos son capaces de encajar en el receptor de la célula tumoral, al igual que la copia de una llave, pero al no ser iguales (como una llave que encaja pero no abre) la célula no es capaz de desarrollarse.  Además, esa unión bloquea la adhesión de una posible célula de estrógeno. Tenéis mas información en: La soja y cáncer de mama, ¿beneficia o perjudica?.

El brócoli contiene una serie de compuestos bioactivos que en estudios in vitro se ha visto que favorecen la destrucción de las células cuando se forman defectuosas. No obstante, es muy sensible al agua por lo que la técnica culinaria es fundamental para mantener sus propiedades. Tenéis un video para saber cómo debéis cocinar el brócoli en : Cáncer y brócoli, y recetas de brócoli.

Compuestos bioactivos del brócoli

El aceite de cáñamo. El próximo otoño se aprobará el uso de cannabis para ciertos supuestos; como mitigar dolor en pacientes oncológicos. No obstante, el aceite de cáñamo que contiene cannabinoides está comercializado y parece tener algo de evidencia científica en beneficios para el paciente oncológico como os he contado en el artículo: aceite de cáñamo y cáncer.

 

ENLACES DE INTERÉS

Asociación de mujeres con cáncer metastásico

Investigación cáncer de mama: GEICAM

Asociación de hombres con cáncer de mama: INVI

 

BIBLIOGRAFÍA

Varinska L, Gal P, Mojzisova G, Mirossay L, Mojzis J. Soy and breast cancer: focus on angiogenesis. Int J Mol Sci. 2015 May 22;16(5):11728-49. doi: 10.3390/ijms160511728. PMID: 26006245; PMCID: PMC4463727.

Legumbres: ¿Por qué no consumirlas?

Legumbres: ¿Por qué no consumirlas? 1000 754 Liliana Cabo García

Legumbres: ¿ Por qué no consumirlas? o ¿ por qué no consumirlas como antes?. Publicitaba un anuncio: “legumbres para la generación que se saltó las legumbres”, y quizá sea verdad dada la evolución que ha tenido el consumo de este grupo de alimentos. De acuerdo a los datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en su base de datos de consumo en hogares, en lo últimos 10 años se ha producido una disminución considerable en el consumo de legumbres pasando de 3,5 kg por habitante y año que se consumieron en el año 2005, a 3 kg en el 2015. Sin embargo, productos como la bollería y refrescos han aumentado su consumo, llegando en el caso de estos últimos a 20 kg por habitante y año.  

OJO: las legumbres forman parte de la dieta mediterránea, la bollería, galletas, y refrescos NO.

Legumbres: ¿Por qué no consumirlas?

Parece contradictorio pensar que consumimos cada vez menos legumbres cuando estamos a la cabeza de Europa en producción de garbanzos, con el 61% de la producción total de la UE y también somos el primer productor de lentejas, seguidos de Francia. 

Principales legumbres producidas y consumidas en España:

Legumbres: ¿Por qué no consumirlas?

Si hiciésemos un ranking por comunidades autónomas consumidoras de legumbres, de nuevo podemos observar como las principales autonomías productoras no son las que más legumbres toman. Galicia es la primera productora de alubias, Andalucía de garbanzo y del resto de legumbres Castilla La Mancha y Castilla León. Sin embargo, el consumo en estas comunidades arroja datos bastante alejados del consumo de Cantabria, Cataluña o Aragón que ocupan los primeros puestos. 

Legumbres: ¿Por qué no consumirlas?

Si comparamos el consumo de legumbres en el año 2015 respecto al 2005, en todas las comunidades se ha producido un descenso, excepto en Aragón donde ha subido ligeramente.

¿POR QUÉ SU BAJO CONSUMO?

Las legumbres son económicas, fáciles de elaborar o incluso las podemos comprar ya cocidas (fijarse en el contenido de sal que varía según marcas), suelen gustar a la población, al contrario que ocurre con otros grupos como las verduras, se pueden preparar de muchas formas y tienen beneficios para la salud. ¿Entonces…?

Os voy a exponer las razones por las que yo creo que se ha disminuido tan drásticamente su consumo:

1.Se las ha relacionado equivocadamente con aumento de peso. Contienen hidratos de carbono de absorción lenta, fibra, poca grasa y son ricas en proteína. En algunas legumbres el contenido en proteína puede ser superior a las carnes.

Legumbres: ¿Por qué no consumirlas?Es cierto que algunas legumbres como las lentejas y alubias contienen proteína  deficitaria en el aminoácido metionina pero si las tomamos con un cereal como por ejemplo: el arroz, mijo, problema resuelto. Nos aportan hierro, eso lo sabemos, pero no siempre las acompañamos de un alimento rico en vitamina C, frutas y verduras, y esto es necesario para que el hierro que contienen pueda ser absorbido en el organismo. Ejemplo: lentejas con arroz, ensalada y fruta.

Incluso pueden formar parte de una dieta de adelgazamiento, pues otra de sus ventajas es que gracias a la fibra son saciantes. Sin embargo, existe un PERO… La importancia de su preparación, no es lo mismo elaborarlas con cereales y/o verduras que con productos grasos. Aquí tenemos dos preparaciones diferentes típicas de Asturias, donde se aprecia las diferencias en el contenido de grasas.

Legumbres: ¿por qué no consumirlas?

2. Producen gases, y a unas personas más que otras. La causa de la producción de gases se debe a su alto contenido en en unos compuestos llamados oligosacáridos, los cuáles no pueden ser degradados por las enzimas digestivas y cuando llegan al colon son degradados por bacterias allí presentes generando los “indeseables gases”. No obstante, existen trucos para reducir el contenido de los oligosacáridos:

-“Asustar las legumbres”. Una vez que han comenzado a cocer, añadirles agua fría.

-Ponerles un poco de comino.

-Pasarlas por el pasa-puré o chino. O prepararlas en forma de humus

-Tomar alguna infusión posteriormente, por ejemplo de jengibre.

-Tomar lenteja roja ( no tiene piel), pero ojo al cocinarla porque requiere muy poco tiempo de cocción.

-Incorporar a nuestra dieta derivados de las legumbre ( de la soja) como el tofu, seitán, tempeh, heura.

3. Han sido atacadas por ciertas “corrientes alimentarias”  como “dañinas” a nivel digestivo debido a su contenido en lectinas. La verdad es que existe mucha controversia ya que por un lado las legumbres puede contener diversos compuestos anti-nutricionales, incluyendo inhibidores de la proteasa, ácido fítico, lectinas, oligosacáridos y algunos compuestos fenólicos que perjudiquen la utilización de ciertos minerales por parte del organismo.  

Pero por otro lado se le han atribuido a compuestos presentes en las legumbres (ácido fítico, lectinas, esteroles, saponinas, fibras dietéticas, el almidón resistente, oligosacáridos, ácidos grasos insaturados, inhibidores de amilasa y ciertos compuestos bioactivos tales como los carotenoides y las isoflavonas) beneficios para la salud. Existen dos sustancias, el ácido fítico y las lectinas donde los resultados de los estudios no son concluyentes.

ÁCIDO FÍTICO: 

Es la forma en que almacenan el fósforo ciertos vegetales, cereales, legumbres y frutos secos. El ácido fítico posee la capacidad de unirse al calcio, cinc, magnesio y cobre, disminuyendo la biodisponibilidad de estos compuestos (2,3). Por ello se ha estudiado la forma de eliminarlo o disminuirlo que consiste en el remojo, germinación, fermentación (4). No obstante, ciertos estudios le han otorgado al ácido fítico un efecto antineoplásico en algunos tipos de cánceres (5).

LECTINAS:

Aunque no se conoce muy bien sus efectos, lo cierto es que con la cocción se pierden casi por completo (6).

Respondiendo a la pregunta ¿son una opción saludable?. Para mí sí. Es cierto que pueden estar contraindicadas en ciertas patologías, pero en personas sanas considero que la evidencia científica en su contra no es consistente. Además, su producción es sostenible y  respetuosa con el medio ambiente.

CONCLUSIONES

* Las legumbres forman parte de nuestra dieta mediterránea.

* Su consumo tiene muchas ventajas: son económicas, saludables, sostenibles, se cocinan rápidamente y sino se pueden comprar ya cocinadas.

* Existen muchas formas para prepararlas, en cocidos, ensaladas, hamburguesas, albóndigas…

* Ponerlas siempre a remojo y cocinarlas bien para eliminar  lectinas.

* Existen trucos para reducir los gases y si aún así no nos funcionan siempre podríamos incorporarlas en pequeñas cantidades en otros platos, por ejemplo crema de calabaza (estamos en época) con un puñadito de garbanzos. Utilizar lenteja roja o derivados de legumbres.

BIBLIOGRAFÍA

1. Zapata, IH. Informe del consumo de alimentación en España 2015. 2016 May 23;:1–230. 

2. Petry N, Egli I, Zeder C, Walczyk T, Hurrell R. Polyphenols and Phytic Acid Contribute to the Low Iron Bioavailability from Common Beans in Young Women. Journal of Nutrition. 2010 Oct 20;140(11):1977–82. 

3. Jaramillo Á, Briones L, Andrews M, Arredondo M, Olivares M, Brito A, et al. Effect of phytic acid, tannic acid and pectin on fasting iron bioavailability both in the presence and absence of calcium. Journal of Trace Elements in Medicine and Biology. Elsevier GmbH; 2015 Apr 1;30:112–7. 

4. Schlemmer U, Frølich W, Prieto RM, Grases F. Phytate in foods and significance for humans: Food sources, intake, processing, bioavailability, protective role and analysis. Mol Nutr Food Res. 2009 Sep 22;53(S2):S330–75. 

5. Fox CH, Eberl M. Phytic acid (IP6), novel broad spectrum anti-neoplastic agent: a systematic review. Complementary Therapies in Medicine. 2002 Dec;10(4):229–34. 

6. Assessment of Lectin Inactivation by Heat and Digestion. 2007 Sep 5;:1–10. 

7. Lo que dice la Ciencia par adelgazar. Fitatos y lectinas

Si te ha gustado, compártelo

Si comes bien, te sentirás mejor

Dietista-Nutricionista
Nº Col. AS0009

Centro sanitario de Nutricion y Dietética autorizado por la consejería de sanidad del Principado Asturias con nº registro C.2.2/4661.

607185399
c/El sol 5, 33950
Sotrondio (Asturias)

SUSCRÍBETE A VIVEBLOG

Lee nuestra política de privacidad para más información.