captura-de-pantalla-2016-10-16-a-las-19-21-08El tabaco de uno de los malos hábitos que mas problemas de salud genera. Dejarlo no es fácil, y una de las preguntas que se hacen quienes deciden dar ese paso es si subirán de peso. Lo cierto es que son muchas las personas que acuden a consulta indicando que han cogido entre 5-10 kilos cuando han dejado de fumar. Incluso los hay que vuelven a coger el cigarrillo pensando que así perderán esos quilos que han puesto. En otras ocasiones, alguien me ha llegado a preguntar, ¿qué es peor el tabaco o tener unos quilos de más?. Sin duda el tabaco, y si continuáis leyendo entenderéis el por qué.

El tabaco, en sus diferentes formas, contiene gran cantidad sustancias tóxicas. Podemos hacer una sencilla clasificación en tres grandes grupos: 1. Nicotina, 2. Agentes cancerígenos y 3. Sustancias irritantes.

1.NICOTINA:

Podríamos decir que la nicotina es la responsable del componente adictivo que tiene elcaptura-de-pantalla-2016-10-09-a-las-23-52-02 tabaco. El fumador ingiere entre 1 y 2 mg de nicotina por cigarrillo. Sus efectos son inmediatos, hasta el punto que se ha calculado que una vez se ha absorbido por la mucosa de la boca, solo necesita 7 segundos para llegar al cerebro y producir el efecto placentero que comentan los fumadores. Se cree que en 20 segundos se ha distribuido por el organismo generando todos los problemas para la salud que conocemos:

-Aumento de la motilidad intestinal (1).

-Es la responsable de la pérdida de apetito que sufre el fumador (2).

-Reduce la función de la vesícula biliar y otras secreciones, por la que puede producir alteraciones en la absorción de nutrientes (3).

-Aumento de la presión arterial (4).

2. AGENTES CARCINOGÉNICOS

El tabaco contiene sustancias relacionadas con el desarrollo de distintos tipos de cánceres: pulmón, laringe, cavidad oral, vejiga, esófago, estómago, páncreas, colorrectal…

Sustancias como el alquitrán que se utiliza para asfaltar carreteras, arsénico, formaldehído, que es un conservante de órganos, componente de baterías como cadmio, niquel…

De forma concreta, se conoce que ciertos compuestos del humo del tabaco, como la acroleína, producen alteraciones en el ADN celular y mutaciones en el gen p53 relacionado con la supresión de tumores (5).

3. SUSTANCIAS IRRITANTEScaptura-de-pantalla-2016-10-10-a-las-23-20-42

Son las que provocan enfermedades respiratorias como bronquitis, asma, enfisema pulmonar. En general, provocan una excesiva producción de moco que es difícil de expulsar generando como principal síntoma la tos.

Monóxido de carbono, es un gas tóxico que se desprende en la combustión del tabaco. Se absorbe en los pulmones pasando a la sangre y sustituyendo al oxígeno, por lo que la sangre transporta menos oxígeno a los diferentes órganos del cuerpo.

captura-de-pantalla-2016-10-16-a-las-21-08-54
FUMADOR PASIVO

Para mí las personas que deciden fumar como las que deciden dejar de fumar, deben tener en cuenta que sus decisiones no solo le afectan a su cuerpo sino también a las personas con las que conviven. Existe un metabolito de la nicotina llamado cotinina que se mide en el cabello y nos da una idea de la cantidad de nicotina presente en nuestro cuerpo. En un estudio se determinó el contenido de nicotina en el pelo de las mujeres fumadoras y no fumadoras así como en niños y recién nacidos. Los resultados fueron que las mujeres fumadoras contenían una media de 2,3-3,1 ng/mg de cotinina. Las mujeres fumadoras pasivas contenían 0,5-0,7 ng/mg. Lo sorprendente y grave, fue que las concentraciones encontradas en niños 0,9-1,1 ng/mg, y recién nacidos 1,2-1,7 ng/mg eran extremadamente altas (6).

captura-de-pantalla-2016-10-10-a-las-23-04-21

¿AUMENTAMOS DE PESO AL DEJAR DE FUMAR?

Existe esa posibiidad y la responsable es la nicotina. Cuando dejamos de fumar, el organismo deja de recibir nicotina y eso genera cambios; principalmente una desaceleración metabólica. Hemos dicho que la nicotina produce un aumento de la motilidad intestinal, vaciado gástrico y mayor dificultad para absorber grasa. Estos efectos, conllevan un mayor gasto calórico, que algunos estudios estiman en 200 calorías diarias. Otro dato que lo corrobora es que los fumadores tienen mayor temperatura corporal que los no fumadores. Pero no solo esa desaceleración metabólica producida al dejar de fumar, se relaciona con el aumento de peso, también se sabe que la ausencia de nicotina en el sistema nervioso hace que nuestro cuerpo genere menos cantidad de adrenalina. Otro factor sin duda, es la recuperación del gusto y olfato por lo que los alimentos saben mejor y se disfrutan mas.

¿Tienen algún efecto en una menor subida de peso los tratamientos farmacológicos para dejar de fumar?

Se ha hecho un metaanálisis muy interesante a este respecto (7). Los resultados de este estudio fueron que aquellos fumadores que habían dejado de fumar sin ningún tipo de ayuda farmacológica habían cogido de media:

Ganancia de peso en el tiempo al dejar de fumar
Ganancia de peso en el tiempo al dejar de fumar

1,12 kg …primer mes

2,26 kg…..segundo mes

2,85 kg …tercer mes

4,23 kg ….sexto mes

4,67 kilos….1 año

Apenas hubo diferencias entre los que dejaron de fumar sin tratamiento sustitutivo de nicotina y los que tomaron algún tipo de fármaco.

Las conclusiones del estudio fueron que solo el 16% de las personas que habían dejado de fumar habían cogido peso; el 37% no habían aumentado su peso inicial en mas de 5 kilos, un 34% había ganado entre 5-10 kilos y OJO el 13% tenía 10 kilos más de peso un año después de haber dejado de fumar.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

Antes estos datos, la perspectiva parece preocupante. Pero sí, hay aspectos sobre los que se puede actuar:

1.Debido a que la ausencia de nicotina nos produce un menor gasto, aumentémoslo. Por ejemplo aumentando la actividad diaria, seamos mas activos en nuestro día a día. Ejemplos: si antes no subíamos por la escalera, ahora sí. Si nos sentábamos a ver una película y no nos movíamos durante hora y media, ahora hagamos una pausa cada media hora y hacemos unas sentadillas. Si íbamos al supermercado por el camino más corto, hagamos un rodeo… Y muchas mas cosas que aunque nos parezcan insignificantes todo pequeño gasto cuenta.

2.Podríamos hacer un registro con las horas diarias que pasábamos sentados cuando éramos fumadores y las que pasamos sentados ahora, para comprobar que de verdad hemos aumentado nuestra actividad diaria.

3.Evidentemente también deberíamos incrementar la actividad física. Sería un motivo mas para comenzar con una actividad deportiva o caminar o saltar a la comba… Si ya realizamos actividad física podemos aumentar su intensidad o duración.

4.Respecto a la alimentación, nuestra dieta debería ser rica en frutas, verduras,captura-de-pantalla-2016-10-16-a-las-20-48-01 legumbres, frutos secos, cereales integrales. Estos alimentos contienen gran cantidad de fibra lo que nos producirá saciedad y esta a su vez nos ayudará a controlar las ingestas.

Un error muy común en la persona que deja de fumar es comer menos, por el miedo a coger peso. Si comemos poco, nuestro metabolismo disminuye y gastaremos menos. Además, se corre el riesgo de recurrir a picoteos “insanos”. Si tenemos la necesidad de picotear, hagámoslo con alimentos saludables: frutos secos, fruta, batidos caseros. Evitemos siempre, siempre, siempre los productos ricos en azúcares y grasas de “mala calidad” como galletas, bollería…porque carecen de nutrientes saludables, no nos saciarán y al contrario tendremos mas ganas de comer. 

CONCLUSIONES

1.El tabaco tiene consecuencias muy graves para mi salud y la de las personas que me rodean.

2.Existe una probabilidad que pueda aumentar de peso al dejar de fumar.

3.Hay estrategias que se pueden hacer para evitar dicho aumento de peso mediante el ejercicio y dieta saludable. Siempre se puede recurrir a un profesional para que nos ayude.

BIBLIOGRAFÍA

1.Effects of Smoking Cessation on Gastric Emptying in Smokers. 2010 Mar 6;:1–5.

2.al’Absi M, Lemieux A, Nakajima M. Peptide YY and ghrelin predict craving and risk for relapse in abstinent smokers. Psychoneuroendocrinology. 2014 Nov;49:253–9.

3.Chipitsyna G, Gong Q, Anandanadesan R, Alnajar A, Batra SK, Wittel UA, et al. Induction of osteopontin expression by nicotine and cigarette smoke in the pancreas and pancreatic ductal adenocarcinoma cells. Int J Cancer. 2009 Jul 15;125(2):276–85.

4.MD HRM, MD JP, BS RSM. Adverse Effects of Cigarette and Noncigarette Smoke Exposure on the Autonomic Nervous System. Journal of the American College of Cardiology. Elsevier Inc; 2014 Oct 21;64(16):1740–50.

5.Acrolein is a major cigarette-related lung cancer agent: Preferential binding at p53 mutational hotspots and inhibition of DNA repair. 2006 Oct 10;:1–6.

6.Reference Values for Hair Cotinine as a Biomarker of Active and Passive Smoking in Women of Reproductive Age, Pregnant Women, Children, and Neonates: Systematic Review and Meta-Analysis. 2007 Jul 18;:1–10.

7.Aubin H-J, Farley A, Lycett D, Lahmek P, Aveyard P. Weight gain in smokers after quitting cigarettes: meta-analysis. BMJ. British Medical Journal Publishing Group; 2012;345(jul10 2):e4439–9.

8. Asociación Española Contra el Cáncer

captura-de-pantalla-2016-10-09-a-las-23-51-27

Si te ha gustado, compártelo

¿Si dejo de fumar, aumentaré de peso?
Etiquetado en:                            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *