ENFERMEDAD INFLAMATORIA INTESTINAL (EII)

El término “enfermedad Inflamatoria Intestinal” comprende dos entidades: COLITIS ULCEROSA y ENFERMEDAD DE CROHN.

Son enfermedades en las que existe inflamación y ulceración de la mucosa del tracto gastrointestinal.

  • En la Colitis Ulcerosa la respuesta inflamatoria está confinada a la mucosa del colon
  • En la enfermedad de Crohn afecta a todo el espesor de la pared del tubo digestivo. Lo más habitual es que afecte al ileon terminal

crohn1

Las personas que padecen estas enfermedades, tienen problemas en la absorción de ciertos micronutrientes. Especialmente las que tienen una afectación intestinal muy extensa (yeyuno) o las que han tenido resecciones intestinales. Algunos de estos micronutrientes son:

Vitaminas:

  • Vitamina B12, especialmente en pacientes con enfermedad de Crohn ileal.
  • Ácido Fólico, especialmente en pacientes tratados con el medicamento Sulfasalazina.
  • Vitamina D, su déficit en estos pacientes es bastante frecuente.
  • Pueden estar comprometidas otras vitaminas, aunque es más infrecuente: Vitamina A, biotina, tiamina, rivoflavina.

 Minerales:

  • Hierro , su deficiencia es la más común en la EII
  • También se han descrito déficit de zinc, selenio y magnesio

El objetivo principal de la dieta en la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn es prevenir y corregir el déficit de micronutrientes. En la actualidad no se dispone de evidencias suficientemente científicas que involucren a ningún alimento en el desencadenamiento o perpetuación de la EII. No obstante hay dos alimentos cuyo consumo suscita dudas: lácteos y fibra. Aunque estudios realizados en España sostienen que la prevalencia de intolerancia a la lactosa no es mayor en personas que padecen EII.

Diferenciamos la dieta durante un brote:

  • Dieta con bajo contenido en lactosa
  • Dieta sin alimentos con fibra, en especial fibra insoluble como los alimentos integrales.
  • Dieta controlada en grasas(bollería, alimentos procesados)
ALIMENTOS ACONSEJADOS
Lácteos Leche sin lactosa
Carne y pescado Ternera, Pollo sin piel, pavo o conejo. Pescado blanco magro.
Huevos Tortilla, huevo duro
Pan, cereales Tostadas no integrales, arroz hervido, maicena, pasta muy cocida
Verdura Puré de patata
Embutido Jamón cocido o pechuga de pavo
Fruta Manzana asada, membrillo, melocotón o piña en almíbar.
Bebida Agua, agua de arroz, caldo vegetal

Dieta en fase de remisión:

  • Es una dieta como el resto de la población: equilibrada, variada.
  • Se aconseja incluir todos los alimentos, pero el propio paciente sabe cuáles son aquellos que no tolera bien.
  • También es importante conocer cuáles son los alimentos más ricos en aquellos micronutrientes de difícil absorción en este tipo de pacientes como la vitamina D o el ácido fólico.

Referencias:

  1. Cabré E, Gassul MA, Nutrición en la enfermedad inflamatoria intestinal. En Gil A(ed).Tratado de nutrición, Madrid 2005. Editorial panamericana pp: 885-904.
  2. Salas-Salvadó, Bonnada A, et al. Modificaciones dietéticas ante la diarrea. En Nutrición y dietética clínica, 2009. Editorial Elsevier Masson. pp:511-534.
  3. Aranceta J, Muñoz M, García-Jalón I. Enfermedad inflamatoria intestinal: enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa. En Nutrición aplicada y dietoterapia, 2004. Editorial  EUNSA. Pp: 463-487.

SI DESEAS MÁS INFORMACIÓN NO DUDES EN PONERTE EN CONTACTO CON NOSOTROS