Captura de pantalla 2017-02-05 a las 21.12.54Los medios de comunicación se hacen eco día tras día de noticias alrededor de esta enfermedad.  Algunas de estas noticias son esperanzadoras como que la tasa de supervivencia ha aumentado en los últimos años. Pero ¿no creéis que lo más esperanzador es que al menos un 30% de los cánceres se puede prevenir? (1).
Si, la prevención, “algo” que parece no preocupar en esta sociedad tan medicada en la que “lo normal” es esperar a tener la enfermedad y luego ya tomaré medicamentos. Y mientras los abuelos en el parque comentan quién toma más medicinas, tenemos más cáncer, más enfermedades cardiovasculares y más OBESIDAD.

¿QUÉ SABEMOS?

Pues existe suficiente evidencia que son los factores ambientales los que mas contribuyen a la aparición del cáncer (2). Está claro que muchos de estos factores no los podemos controlar, por ejemplo la contaminación o padecer algún proceso infeccioso. Pero hay otros como el alcohol, tabaco, dieta y obesidad o cocinado de los alimentos,  en los que SÍ podemos actuar.

Captura de pantalla 2017-02-05 a las 22.34.56

La dieta y el tabaco son los factores que mayor influencia tienen en el riesgo de cáncer. Pero pensemos que hay personas en las que se juntan muchos de estos factores, es decir hay personas obesas que toman alcohol o que son fumadoras y llevan una mala alimentación. El cáncer puede tardar años en manifestarse por lo que es importante iniciar la prevención desde pequeños. ¿Cuántas veces comemos a lo largo de una semana? Si calculamos a 3 veces x día = 21 veces. ¿Y en un mes? 90, ¿y en un año? 1080,  ¿y en 10 años? más de 10000 veces. ¿Creéis que no influye si lo que como en 10000 ocasiones sea saludable o no?. Lo mismo ocurre con el ejercicio, supongamos que nos levantamos y sentamos 30 veces de una silla todos los días. Son casi 11000 veces al año…

Claro que no todo es controlable; yo puedo comer pollo y no sé lo que ha comido el pollo. Puedo comer ensalada y no saber si la lechuga ha sido tratada con pesticidas. Sin embargo sí tenemos la certeza que los alimentos de origen vegetal (frutas, verduras, legumbres, frutos secos, cereales integrales) ayudan a la prevención(3).

El fondo mundial para la investigación del cáncer, publicó el año pasado un documento el que advertía que han aumentado el número de cánceres directamente relacionados con la obesidad (4).

Captura de pantalla 2017-02-05 a las 23.02.03

Fuente (4)

Si la obesidad aumenta entre la población adulta e infantil probablemente lo harán también estos tipos de cáncer. Podemos decir de forma “simple” que la obesidad es una acumulación excesiva de grasa en el organismo.  Y sabemos que el tejido adiposo es un tejido activo y puede influir en el riesgo de cáncer de muchas formas (5):

1.Después de la menopausia es el órgano que continúa produciendo estrógenos y estas hormonas están relacionadas con la aparición de ciertos tipos de cáncer como el de mama y endometrio en la mujer postmenopáusica (6,7).

2.El exceso de grasa, puede producir resistencia a la insulina y esto a su vez un aumento del factor de crecimiento insulínico (IGF-1), el cuál estimula el crecimiento y multiplicación celular. Con el IGF-1 están principalmente relacionados cánceres como endometrio, riñón y páncreas (8,9,10).

3. Las personas con sobrepeso y obesidad tienen más riesgo de sufrir patologías como reflujo gastroesofágico o problemas biliares que pueden a su vez favorecer el desarrollo de cánceres del aparato digestivo (11,12).

4.La grasa abdominal es más activa que la grasa subcutánea por lo que es importante no solo considerar el peso sino el perímetro de la cintura. Si la grasa es mas activa puede producir mas sustancias inflamatorias como la interleucina 6, factor de necrosis tumoral (TNF), proteína C-reactiva; creando un ambiente inflamatorio que con el tiempo  puede favorecer algunos tipos de cánceres como colorectal y páncreas (13). Por otro  lado, las personas obesas tienen niveles mas altos en sangre de leptina y bajos de adiponectina, hecho que también favorece la inflamación (14).

Captura de pantalla 2017-02-11 a las 21.10.22

Foto: Basada en imágenes de wcrf.org

Hasta aquí hemos hablado del riesgo que conlleva la obesidad para la aparición del cáncer. Y…

¿QUÉ OCURRE SI ESTAMOS OBESOS Y PERDEMOS PESO? Pues que el riesgo disminuye, y lo sabemos porque algunos estudios han encontrado una disminución en el número de casos de cáncer después de la cirugía bariátrica. En el trabajo”Effects of bariatric surgery on cancer incidence in obese patients in Sweden (Swedish Obese Subjects Study):a prospective, controlled intervention trial” (15), siguieron a mas de 4000 personas obesas durante 10 años. Estaban divididos en dos grupos, un grupo habían sido operados mediante cirugía bariátrica y el otro grupo que eran obesos sin someterse a cirugía fue el grupo control. En los 10 años aparecieron 117 casos de cáncer en el grupo de la cirugía y 169 en el grupo control. Pero lo más relevante se produjo entre las mujeres, con una diferencia de 79 casos en grupo cirugía y 130 en grupo control. Esta diferencia en mujeres puede ser debida (y es interpretación mía) a que la pérdida de grasa conlleva una reducción en la producción de estrógenos por parte del tejido adiposo.

¿CÁNCER DE MAMA Y RIESGO DE RECIDIVAS? Cuando una persona supera un cáncer, debe tener en cuenta que es muy importante llevar unos hábitos de vida saludables para evitar recaídas de la enfermedad. Los datos indican que las mujeres que han sido sometidas a quimioterapia y durante periodos largos de tiempo, son las que mas tienden a ganar peso años después. Esa ganancia de peso conlleva un aumento del riesgo de aparición de otras enfermedades y también riesgo de una nueva aparición del cáncer (16).

CONCLUSIONES:

La obesidad,  es un factor de riesgo en la aparición del cáncer y en la aparición de recidivas de la enfermedad.

La pérdida de peso conlleva mejoras en los marcadores inflamatorios y una disminución del riesgo, especialmente entre mujeres.

Las claves para prevenir la obesidad: dieta rica en alimentos de origen vegetal y ejercicio físico diario, aunque sean pequeñas cosas (subir por las escaleras, hacer sentadillas….) , todo suma.

BIBLIOGRAFÍA:

1.Lacey JV, Kreimer AR, Buys SS, Marcus PM, Chang S-C, et al. Breast cancer epidemiology according to recognized breast cancer risk factors in the Prostate, Lung, Colorectal and Ovarian (PLCO) Cancer Screening Trial Cohort. BMC Cancer. 2009 Mar 17;9(1):2352–8.

2.Anand P, Kunnumakara AB, Sundaram C, Harikumar KB, Tharakan ST, Lai OS, et al. Cancer is a Preventable Disease that Requires Major Lifestyle Changes. Pharm Res. 2008 Jul 15;25(9):2097–116.

3.Eichelmann F, Schwingshackl L, Fedirko V, Aleksandrova K. Effect of plant-based diets on obesity-related inflammatory profiles: a systematic review and meta-analysis of intervention trials. Obes Rev. 2016 Jul 13;17(11):1067–79.

4.International WCRF. The most common cancer could be. Professor Alan Jackson .University of Southampton, UK, editor. Cancer prevention suvirval [Internet]. 2016 Jul 27;:1–24. Available from: http://www.wcrf.org

5.Berger NA. Obesity and cancer pathogenesis. Ahima RS, Powers AC, editors. Ann NY Acad Sci. 2014 Apr 11;1311(1):57–76.

6.Marmot SE, et cols. Food, Nutrition, Physical Activity, and the Prevention of Cancer: a Global Perspective. World Cancer Research Fund International. 2012 Feb 6;:1–537.http://www.wcrf.org/sites/default/files/Second-Expert-Report.pdf .

7.Bandera EV, et cols. Breast Cancer 2010 Report. World Cancer Research Fund International. 2013 Sep 6;:1–33.

8.Pancreatic Cancer 2012 Report. World Cancer Research Fund International. 2013 Oct 14;:1–37.http://www.aicr.org/continuous-update-project/reports/pancreatic-cancer-2012-report.pdf

9. Jackson A,  et cols. Diet, nutrition, physical activity and kidney cancer. World Cancer Research Fund International. 2015 Sep 7;:1–48.

10.Norat T et cols. Ovarian Cancer 2014 Report. World Cancer Research Fund International. 2014 Feb 20;:1–30.

11.Jackson A, et cols. Diet, nutrition, physical activity and oesophageal cancer. World Cancer Research Fund International. 2016 Jul 27;:1–64.

12.Thompson R, et cols. Diet, nutrition, physical activity and gallbladder cancer. World Cancer Research Fund International. 2015 May 28;:1–28.

13.Alan Jackson EBDH, et cols. Colorectal Cancer 2011 Report. World Cancer Research Fund International. 2012 Nov 20;:1–43.www.wcrf.org/sites/default/files/Colorectal-Cancer-2011-Report.pdf

14.Joshi RK, Lee S-A. Obesity Related Adipokines and Colorectal Cancer: A Review and Meta-Analysis. Asian Pac J Cancer Prev. 2014 Jan 15;15(1):397–405.

15.Sjöström L, Gummesson A, Sjöström CD, Narbro K, Peltonen M, Wedel H, et al. Articles Effects of bariatric surgery on cancer incidence in obese patients in Sweden (Swedish Obese Subjects Study): a prospective, controlled intervention trial. Lancet Oncology. Elsevier Ltd; 2009 Jul 1;10(7):653–62.

16.Vance V, Mourtzakis M, McCargar L, Hanning R. Weight gain in breast cancer survivors: prevalence, pattern and health consequences. Obes Rev. 2010 Sep 29;12(4):282–94.

SI TE HA GUSTADO,COMPÁRTELO

Obesidad,mujer,menopausia = ¿mayor riesgo de cáncer?
Etiquetado en:                    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *