foto de colonCada vez son más frecuentes las enfermedades que afectan a nuestro sistema digestivo, en concreto al intestino grueso. El cáncer de colon, ha aumentado de forma alarmante en los últimos años, siendo la cirugía colorrectal uno de los procedimientos quirúrgicos sobre el tracto digestivo que se realizan con mayor frecuencia. Nuestra dieta está totalmente relacionada con la aparición de esta u otras enfermedades del aparato digestivo. Además las recomendaciones nutricionales  para el paciente  al que se le practica esta cirugía son muy importantes sobre todo en la fase postoperatoria.

Sin embargo, en muchos de nuestros hospitales se desconocen dichas recomendaciones o no se aplican y luego ocurren situaciones como la que me contaba una persona que tras su operación lo primero que le dieron a tomar fue café, generándole entre otros problemas un cuadro diarreico grave.

RECUERDO DE ANATOMÍA

El intestino grueso o colon tiene una longitud de 120-160 cm y se compone de colon ascendente, colon transverso, descendente, sigma y recto.

El colon tiene un papel fundamental en la reabsorción de agua y sodio pudiendo recuperar alrededor del 90% del agua no absorbida por el intestino delgado. Recibe aproximadamente 1500 ml/día de secreciones, pero en las heces solo se eliminan alrededor de 100-150 ml de líquido al día, porque el resto es reabsorbido.  En caso de ausencia total o parcial del colon este líquido puede ser expulsados por las heces generando importantes diarreas.

fotocolon

 

BACTERIAS INTESTINALES

En el intestino grueso residen millones de bacterias que constituyen  la flora bacteriana colónica. Su buen estado  es fundamental para el correcto funcionamiento del colon y en consecuencia para la prevención de diferentes enfermedades que pueden afectar a esta parte de nuestro intestino. Estas bacterias necesitan alimentarse y su alimento es lo que llamamos prebióticos. Los prebióticos son las partes de  los alimentos que no han sufrido digestión completa en el intestino delgado, como la fibra soluble, el almidón resistente, los fructooligosacáridos que tras ser fermentados por nuestras bacterias,  generan unas sustancias  llamadas  ácidos grasos de cadena corta; los cuáles desempeñan importantes y esenciales funciones:

1. Efecto trófico sobre el colon.

2. Obtención de energía (entre 1 y 2,5 Kcal/g) para el colonocito o célula del colon.

3. Protección contra la colonización e invasión de patógenos (efecto barrera).

4. Desarrollo, estimulación y modulación del sistema inmune.

5. Incrementan el flujo sanguíneo local.

6. Mejoran la absorción de sodio y agua.

7.Aumentan la producción de hormonas gastrointestinales: enteroglucagón, gastrina, polipéptido YY, colecistoquinina.

Ácidos grasos de cadena corta.
Ácidos grasos de cadena corta.

Fuente : dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4247319.pdf

Por lo tanto, es fundamental que en nuestra dieta incluyamos alimentos prebióticos. Debemos distinguir entre prebiótico y probiótico:

Prebiótico: es el sustrato que utilizan nuestras  bacterias.

Probióticos: son alimentos a los que se les adicionan microorganismos vivos (lactobacilos, bifidobactericas, strepctococcus) que pasarán a formar parte de nuestra flora bacteriana.

Alimentos con prebióticos:

– Fuentes de almidón resistente: legumbres, plátano verde, avena, patata (especialmente si se come después de enfriar)

– Fructooligosacáridos (principalmente inulina): ajos, cebollas, alcachofas, puerros, espárragos.

– Fibra, principalmente fibra soluble: fruta, legumbres, cebada, avena.

CIRUGÍA DEL COLON

Las resecciones del colon pueden ser parciales o totales. En algunos casos se realiza un estoma temporal,  y posteriormente mediante una nueva intervención se asegura la continuidad del intestino realizando una anastomosis o unión entre los dos extremos afectados.

La extirpación total o parcial del colon puede afectar a su capacidad de absorción, haciendo que el volumen fecal aumente considerablemente variando su consistencia y composición; y todo ello puede provocar desequilibrios electrolíticos. Las resecciones de la parte derecha del colon o colon ascendente (hemicolectomías derechas) son las que presentan más alteraciones en la motilidad intestinal. En esta zona del intestino grueso es donde se produce la absorción de agua y sodio por lo que al extirparse es mayor el contenido de agua que llega al colon transverso y descendente, aumentando el número de deposiciones.

RECOMENDACIONES NUTRICIONALES POSTERIORES A LA CIRUGÍA DEL COLON

Los principales riesgos para las personas a las que se les ha extirpado parcial o totalmente el colon son la deshidratación, como consecuencia del aumento de las deposiciones, y la posible malnutrición por la disminución del aporte de nutrientes y por el aumento de los requerimientos de energía y nutrientes que tiene lugar tras una intervención quirúrgica.

Por lo tanto, la finalidad de la dieta es disminuir la pérdida de líquidos y electrolitos, aumentando la consistencia de las heces. Se indicará una dieta general pobre en residuos pero luego debe adaptarse a las características de cada paciente particular, por lo que en muchas ocasiones debemos acudir a un profesional cualificado para obtener la correcta pauta nutricional. En general:

1. Se desaconseja tomar café y bebidas con gas.

2.Realice comidas de poca cuantía y varias veces al día: lo ideal 6 tomas.

3. Evite los fritos, rebozados y guisos.

4. No tome alimentos alimentos muy fríos o muy calientes.

5. Procure comer despacio, masticando bien y en un ambiente tranquilo.

6. Repose hasta media hora después de las comidas principales.

7. Suprimir la fibra insoluble.

8. Reducir el consumo de grasas.

9. Suprimir alimentos flatulentos: bebidas con gas, col, coliflor, coles de bruselas, legumbres, guisantes, espárragos, frutos secos.

10. Reducir el aporte de lácteos, excepto yogur (que además reduce el olor de las heces) e ir incoporándolos posteriormente de forma progresiva.

11. Las necesidades de agua son de 1,5 litros al día pero en pequeñas ingestas.

12. Los alimentos que principalmente debemos tomar son:

Alimentos aconsejados durante 1-2 meses después de una colectomía.
Alimentos aconsejados durante 1-2 meses después de una colectomía.

Fuente: Peláez R, Gomez A, Planas M. Colostomía En: Manual de recomendaciones nutricionales al alta hospitalaria. Barcelona: editorial Glosa; 2010.

Ejemplo de menú para un día que podíamos hacer siguiendo las recomendaciones del cuadro anterior:

foto menu ejemplo colectomia

CONCLUSIONES

– Son muchas las enfermedades que afectan al colon.

– Cada vez se pone más de relieve la importancia de nuestra flora intestinal en la prevención de dichas enfermedades.

– Priorizar una dieta saludable con alimentos de origen vegetal nos asegurará el aporte adecuado de prebióticos.

– En el caso de personas sometidas a cirugía de colon es importante la dieta en la fase postperatoria para prevenir deshidrataciones y malnutriciones.

OTRAS REFERENCIAS

Riobó P, et al. Manejo de la colectomía. Nutr Hosp 2007; 22:135-44.

Gelada E, GAssul M.Tratado de nutrición. Editorial Panamericana.  Madrid 2005: 885-904.

Peláez R, Gomez A, Planas M. Colostomía En: Manual de recomendaciones nutricionales al alta hospitalaria. Barcelona: editorial Glosa; 2010.

Efectos de la fibra sobre la salud.

Biodisponibilidad de los ácidos grasos de cadena corta.

Papel de la flora intestinal en la salud y en la enfermedad

 

Si te ha gustado, compártelo

 

Nutrición y colon: cirugía.
Etiquetado en: