hemorroides interna y externaLas hemorroides o popularmente llamadas «almorranas» son unas de las afecciones más frecuentes en países desarrollados; estimándose que la padece el 50-75% de la población, siendo más prevalente en los hombres.  Quizá a muchas personas les resulte sorprendente que pueda existir relación entre el padecimiento de hemorroides y la alimentación. Realmente lo que comemos, o mejor dicho las sustancias que incorporamos al organismo procedentes de la comida, son claves para la prevención, desarrollo e incluso tratamiento de las enfermedades. Basta un ejemplo: las personas que padecen hemorroides, ven agravados sus síntomas con el estreñimiento, y para evitarlo es fundamental la dieta.

 

¿QUÉ SON LAS HEMORROIDES?

De forma sencilla las hemorroides se definen como dilataciones de venas presentes en el recto y ano. Podemos decir que la patología hemorroidal es multifactorial, pero principalmente se produce por:

Mantenerse de pie durante mucho periodo de tiempo, por ejemplo profesiones como peluquería, esteticista, enfermería, trabajos de hostelería…

Personas con dietas baja en fibra que les ocasiona estreñimiento durante largo periodo.

Pérdida del tono muscular en la región del esfinter anal.

En el embarazo, por varias razones: en primer lugar, muchas mujeres sufren estreñimiento, especialmente por los tratamientos de hierro. En segundo lugar, la producción de testosterona facilita que se relajen las paredes de las venas facilitando su posible inflamación. En tercer lugar, el útero ejerce presión sobre las venas hemorroidales, y por último, puede influir la fuerza de expulsión que ejerce la mujer en el momento del parto.

hemorroides

 

ALIMENTACIÓN

Unas pautas dietéticas saludables son recomendables en todas las personas independientemente de las patologías que presenten. Esas pautas deben basarse en alimentos frescos como frutas, verduras, legumbres, frutos secos; y se debe evitar los alimentos procesados como galletas, dulces, bollería, carnes procesadas tipo salchichas, hamburguesas, así como refrescos y productos ricos en azúcares.

Pero en el caso de las personas que sufren hemorroides hay aspectos dentro de una dieta saludable que conviene matizar: deben evitar el estreñimiento y la diarrea para prevenir más irritación a la zona afectada. 

Fibra

La fibra «ablanda» las heces y estimula las contracciones intestinales para facilitar la expulsión.¿Qué es la fibra? Son aquellas partes de los vegetales que no pueden ser degradados por las secreciones digestivas, produciéndose su fermentación total o parcial en el colon.

Existen dos tipos de fibra: insoluble y soluble. La fibra insoluble es la más recomendada para evitar el estreñimiento, ya que produce un aumento del peristaltismo y del volumen de las heces. Pero la fibra soluble también es necesaria porque favorece la formación de ácidos grasos de cadena corta, compuestos muy beneficiosos para el organismo.

foto fibras

 ¿Cuánta fibra debemos consumir?  Entre 25-30g de fibra al día o 10-12 g/1000 kilocalorías diarias. En los niños se recomienda el equivalente a su edad + 5 gramos (Edad+5g).

Cualquier incremento en la ingesta de fibra debe ir acompañado de un aumento en el consumo de agua.

Como he comentado antes si nuestra dieta es saludable, diariamente debemos tomar tres raciones de fruta (una ración sobre 200g), dos raciones de verdura, una en la comida y otra en la cena, y los cereales (pasta, arroz, pan) deben ser siempre integrales.

MUCHO OJO cuando nos encontramos con productos que en el envase pone ricos en fibra. Puede que se hayan elaborado con harina refinada y después se le ha añadido un cantidad mínima de fibra. Esos productos debemos evitarlos.

fotomanzana,galleta

Diosmina-Hesperidina

Las personas «sufridoras» de hemorroides, seguro que han tomado algún tratamiento farmacológico como por ejemplo Daflón o similar. Estos fármacos contienen diosmina o hesperedina, sustancias que incrementan el tono vascular, facilitando el flujo de sangre en las venas. Pues bien, dichas sustancias son flavonoides, están presentes en nuestra dieta, principalmente  en  el limón y la naranja. En concreto, se suelen encontrar en la capa blanca debajo de la corteza y en la pulpa. El limón, además de hespedirina y diosmina contiene otros flavonoides como naringenina, ericitrina… que refuerzan la pared de los vasos capilares y mejoran la función circulatoria.foto limon

Sustancias con efecto antiinflamatorio.

En los alimentos existen sustancias con acción antiinflamatoria que pueden ser útiles cuando las hemorroides están inflamadas. En el contexto de una dieta variada se suelen ingerir estas sustancias al igual que los flavonoides que antes he comentado. No obstante, conviene saber que algunas de estas sustancias son: los ácidos grasos omega 3 presentes en pescados azules y nueces y la cúrcuma, planta procedente de Asia. Algunos estudios sobre su poder antiinflamatorio: El papel beneficioso de la curcumina en la inflamación, ácidos grasos omega 3.

Evitar

Se deben evitar en general sustancias con acción vasoconstrictora como las picantes. En este estudio se hizo un ensayo con dos grupos de pacientes. Un grupo tomaba pimiento picante (chile) y el otro no. Se observó que el grupo que tomaba el pimiento picante empeoraba sus síntomas. Como decía al principio de este artículo se debe evitar todos aquellos productos que no son naturales sino procesados, así como los cereales refinados, café y el alcohol. 

 

CONCLUSIONES

–  El estreñimiento favorece la aparición de hemorroides y su empeoramiento.

– Una dieta variada rica en frutas, verduras, legumbres, frutos puede ayudar a prevenir el estreñimiento.

–  La ingesta de fibra debe ir acompañada de un mayor aporte de agua.

–  Dentro de las frutas, un papel importante lo tienen los cítricos por su contenido en diosmina y hesperidina. 

– Evitar los alimentos procesados, refinados, con excesivo azúcar, el alcohol, café, tabaco.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La fibra

Los efectos de la fibra dietética.

Eficacia de los tratamientos aplicados para las hemorroides.

 

Si te ha gustado, compártelo

Hemorroides y alimentación
Etiquetado en:            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *