foto ejercNo cabe duda que todos sabemos que el ejercicio físico es importante. Y también, que ponemos innumerables excusas para no realizarlo; como la falta de tiempo, no tengo un gimnasio cerca, llueve y no puedo salir a caminar, estoy cansado…

Está claro que para hacer cualquier cosa tenemos que creernos que es importante hacerla. Por ello repasemos las consecuencias de no movernos.

Existen muchos estudios que relacionan la inactividad física con ciertas enfermedades. Así la Asociación Americana del corazón considera que:

– La inactividad física es un factor de riesgo importante para la enfermedad de las arterias coronarias.

-Considera el impacto de la inactividad física similar al de fumar, en relación con la carga de enfermedades no transmisibles en todo el mundo. (estudio)

-Los efectos perjudiciales de la falta de actividad física se asocian con muchas de las enfermedades y condiciones crónicas más comunes, incluyendo enfermedad cardíaca, diabetes mellitus tipo 2, hipertensión, obesidad, osteoporosis, depresión, y cánceres de mama y colorrectal.

Además está el fenómeno de la sarcopenia, pérdida de masa muscular que se produce con la edad y la inactividad. En este caso existen una gran evidencia de la importancia que tiene el ejercicio de fuerza (estudio).

A parte del evidente beneficio para prevenir estas enfermedades no podréis negar que una vez finalizada nuestra sesión de ejercicio y la posterior ducha, sentimos una sensación placentera. Dicha  sensación es consecuencia de la liberación durante el ejercicio de hormonas como serotonina, dopamina y sobre todo endorfinas.foto de ejr.1

Fue en 1985 cuando Carpensen y col. definieron actividad física como “cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos que se traducen en el gasto de energía.” Dentro de la actividad física podemos hablar de diferentes dimensiones como son: el tipo de actividad, la frecuencia, la duración y la intensidad de la misma.

Existen una serie de recomendaciones para la población, pero yo considero que tampoco se trata de eso, de decir tengo que caminar 10000 pasos al día, sino proponerme ser más activo en mi vida diaria.

Pongamos el caso de las personas que todos los días tienen que coger el metro. Solo con el número de escaleras que podrían subir harían un considerable ejercicio físico. Sin embargo, cualquiera puede observar colas en las escaleras mecánicas, cuando las escaleras fijas están vacías de gente. Mirar lo que ocurre en este video y sacar vosotros mismos las conclusiones.

Ahora imaginar un supuesto: el ama de casa que todos los días de la semana va al supermercado. Si cada día fuera por el camino más corto tarda 15 minutos. Por lo que 30 minutos de ida y vuelta, 5 días a la semana son 150 minutos. Suponer que no va por el camino directo sino dando un rodeo y tarda 45 minutos. Son 90 minutos al día y por tanto 450 minutos a la semana. Esta diferencia al cabo de un mes o al cabo de un año es considerable.

Y si realmente estamos pillados de tiempo, podemos recurrir al “método tabata”. Este sistema consiste en hacer un ejercicio a diferentes intervalos de intensidad durante cuatro minutos. Evidentemente el ejercicio que elijamos realizar debe estar adaptado a nuestras características físicas y nivel de actividad. En este enlace se explica muy bien dicho método y sus beneficios.

Si soy una persona mayor que me paso la tarde sentada o acostada viendo la televisión, puedo proponerme hacer cada hora algunos ejercicios como estos:

 

 Evidentemente hay gente que no hace ejercicio físico por “vagancia” y otros porque realmente tienen poco tiempo. Incluso hay personas que según su turno de trabajo pueden hacerlo unas semanas sí y otras no. Lo realmente importante es:

1º Que tengamos claro la importancia de realizar ejercicio y que procuremos en la medida de lo posible estar activos en nuestra vida diaria.

2º Todos, independientemente de nuestra edad, debemos hacer ejercicio. Bien al aire libre, en un gimnasio, en la oficina, en casa.

3º Que hay ejercicios lógicamente más específicos en función del objetivo que busquemos: perder peso, disminuir la glucosa…podemos buscar a un profesional si es el caso para que nos asesore.

4º Existen ejercicios de poco tiempo de duración y muy alta intensidad que se puede hacer en nuestra propia casa.

running

 Si te ha gustado, compártelo

Ejercicio físico, ¿seguro que no tenemos tiempo?
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *