Captura de pantalla 2016-02-09 a las 19.20.39Una de cada tres personas padecerá cáncer a lo largo de su vida. Es cierto que la supervivencia a esta enfermedad ha aumentado en los últimos años en parte a los nuevos tratamientos médicos. Sin embargo, la mayoría de los pacientes que deben someterse a tratamientos de quimioterapia no reciben ningún tipo de consejo nutricional (1).

No existen dos cánceres iguales, y al igual que el tratamiento oncológico debe ser personalizado, la alimentación también debería serlo; pero para ello tendríamos que tener profesionales sanitarios especializados como ya denunciamos en este otro artículo.

¿QUÉ ES LO QUE SABEMOS?

1.La mala alimentación es responsable de hasta el 30% de los cánceres.

Fuente: (2)
Fuente: (2)

2. La buena alimentación junto con actividad física y ausencia de tabaco y alcohol puede prevenir hasta el 70% de los cánceres.


Captura de pantalla 2016-02-09 a las 17.31.36

3. Los tratamientos oncológicos tradicionales y también las nuevas terapias biológicas producen efectos adversos metabólicos y nutricionales. Los más frecuente a nivel nutricional son anorexia, náuseas, pérdida de peso, diarrea, vómitos, estreñimiento, dolor abdominal, deshidratación. A nivel metabólico se producen alteraciones en los niveles de hierro, calcio, potasio, magnesio, sodio, fósforo (3)

4. Un porcentaje muy elevado de pacientes oncológicos sufren desnutrición.  Por un lado, el tumor puede producir efectos como anorexia que hacen que el paciente reduzca su ingesta de alimentos. Se cree que el 42% de los pacientes sufre anorexia (4). Además, el tumor produce un aumento de las necesidades de energía y proteínas. Si el paciente ha sido sometido previamente a cirugía las necesidades de proteínas están más aumentadas. Osea, estos pacientes necesitan ingerir más calorías y proteínas y sin embargo los efectos adversos del tumor y de los tratamientos les llevan a ingerir menos, lo que produce desnutrición y un menor efecto terapéutico de los tratamientos.

Fuente: (5)
Fuente: (5)

5. Sabemos que la desnutrición y malnutrición conduce a un aumento de la mortalidad y morbilidad. (6)

6. La base de la alimentación del paciente oncológico tiene que ser una alimentación saludable. “Comer bien” es necesario en la persona delgada, obesa, sana o enferma. Lo primero para comer bien es diferenciar lo que es comida de lo que no lo es.

Captura de pantalla 2015-11-15 a las 15.42.46

La nutrición oncológica debería ser personalizada, cada paciente tendrá unos efectos adversos propios, unos gustos y un entorno que hace necesario individualizar.

La alimentación no cura el cáncer pero debe ayudarnos a mantener un buen estado nutricional en el paciente, evitando la desnutrición y paliar los efectos secundarios derivados de los tratamientos. Además, debemos tener en cuenta que las células cancerosas necesitan un ambiente inflamatorio para poder desarrollarse y extenderse en el organismo, por ello considero que alimentos con un importante poder antiinflamatorio pueden ayudar a evitar el desarrollo de la enfermedad (7).

FRUTAS Y VERDURAS

Fuente: ThevisualMD
Fuente: ThevisualMD

– Si hay un grupo de alimentos especialmente importante son las frutas y verduras. Debemos asegurar la ingesta de 3 raciones de fruta y 2 raciones de verduras. Si tenemos dificultades para tomarlas enteras podemos preparar batidos o caldos vegetales e ir ingiriéndolas poco a poco a lo largo del día.

-Mejor si son de temporada porque su maduración completa en la planta nos asegura un mayor contenido de vitaminas y minerales.

-Aunque en estudios “in vitro” se ha visto que sustancias contenidas en vegetales como el brócoli pueden destruir células cancerosas, la evidencia en estudios epidemiológicos no está clara. No obstante dado que como verduras que son, su contenido en vitaminas, minerales y fitoquímicos es alto yo los tomaría frecuentemente. Estaríamos hablando del jengibre, brócoli, col, coles de bruselas (por la presencia de glucosinolatos), cúrcuma (por el poder antiinflamatorio de la curcumina) sin embargo se están realizando estudios para mejorar su biodisponibilidad (8,9).

-La ingesta de fibra dietética procedente de fruta y verdura en la adolescencia está fuertemente asociado a una reducción del riesgo de padecer cáncer de mama, como ha podido corroborar el estudio realizado en más de 90000 mujeres entre 27-44 años. En dicho trabajo, el riesgo de cáncer de mama fue de 12% -19% menor entre las mujeres que consumían más fibra dietética en la edad adulta temprana (10)

PROTEÍNAS

-Muchos pacientes durante la quimioterapia desarrollan cierto cesta de huevosrechazo a los alimentos proteicos. Sin embargo, deben saber que las proteínas son fundamentales para recuperar tejidos tras una cirugía y sobre todo para el buen funcionamiento del sistema inmune. Podemos obtener proteínas de origen animal, priorizando calidad: carnes magras, pescados, huevos, lácteos y evitando carnes procesadas: salchichas, hamburguesas, embutidos… También tenemos proteínas vegetales en las legumbres, frutos secos, semillas.nuez,avellana,almendra

-Debemos tomar al menos dos raciones al día. Si no tenemos apetito podemos por ejemplo hacer una crema de verduras a la que le añadimos un puñado de lentejas y un huevo. O hacer un batido de fruta la que le incorporamos frutos secos o semillas.

-Mención especial tienen los pescados azules por su contenido en omega 3, y el poder antiinflamatorio que estos ácidos grasos tienen. Mejor pescados azules de tamaño pequeño (11).

HIDRATOS DE CARBONO

-Este grupo de alimentos nos aporta la energía necesaria para cubrir las necesidades energéticas que están aumentadas durante los tratamientos.

-Salvo contraindicación por una patología concreta, debemos priorizar los cereales integrales: pasta integral, arroz integral, avena. Interesantes son granos como quinoa, mijo.

galletas integrales con ingredientes "saludables"
galletas integrales con ingredientes “saludables”

-Evitar siempre productos como bollería y galletas industriales. Podemos hacer galletas o bizcochos con harina integral, aceite de oliva virgen, huevo y les incorporamos alguna sustancia tipo frutos secos o calabaza para aumentar su densidad nutricional.

-Los carbohidratos los debemos tomar en casi todas las tomas del día.

AGUA

El agua es fundamental para hidratarnos. Podemos incorporarlo también en forma de licuados de fruta, caldos, infusiones.

GRASASVive nutrición. Diabetes

Las grasas más saludables son el aceite de oliva virgen extra (alto poder antiinflamatorio), las grasas de los pescados azules y los frutos secos.

Es fundamental adaptar la alimentación a los efectos secundarios más comunes :

Captura de pantalla 2016-02-09 a las 22.05.52

Fuente: (12)

CONCLUSIONES:

El cáncer es una enfermedad que en un porcentaje alto de los casos podemos prevenir con buenos hábitos y buena alimentación.

El tumor y los tratamientos oncológicos afectan al estado nutricional del paciente. Es necesario que estos pacientes reciban consejo nutricional por parte de dietistas-nutricionistas.

Es fundamental llevar a cabo un alimentación sana rica en frutas, verduras, frutos secos, aceite de oliva virgen, cereales integrales y proteínas de alto valor biológico.

BIBLIOGRAFÍA

(1) San Mauro I; Micó V; Romero E; Bodega P; González E. Cosnejo Nutricional en paciente oncológico. Nutr. Clin. Diet Hosp.2013; 33(3):52-57.

(2)Albini A, Tosetti F, Li VW, Noonan DM, Li WW. Cancer prevention by targeting angiogenesis.Nat Rev Clin Oncol. 2012 Sep;9(9):498-509.

(3) Castellanos S, Soto M et al. Efectos Adversos metabólicos y nutricionales asociacidos a la terapia biológica del cáncer. Nutr. Hosp. 2014;29(2).

(4) Segura A, Pardo J et al. Una evaluación epidemiológica de la prevalencia de la desnutrición en pacientes españoles con localmente avanzado o metastásico, el cáncer. Clin Nutr. 2005 Oct; 24 (5): 801-14

(5) Ulibarri J. Valoración de herramientas de cribado nutricional. Congreso SENPE Madrid 2012. En: slideplayer.es/slide/123193/ (Fecha consulta: 9-2-2016)

(6) Belda-Iniesta C, De Castro J, et al. Malnutrición y enfermedad neoplásica. Soporte Nutricional en el paciente oncológico. En: www.seom.org (Fecha consulta: 9-2-2016)

(7) Aggarwal BB, et al . La inflamación y el cáncer. Curr Opin Pharmacol. 2009; 9(4):351-369

(8) Verkerk R; Schreiner M; Krumbein A; et al..Glucosinolates in Brassica vegetables: The influence of the food supply chain on intake, bioavailability and human health.MOLECULAR NUTRITION & FOOD RESEARCH. 2009;53(3):219-265

(9) Anand P, Kunnumakkara, AB, et al. La biodisponibilidad de la curcumina : Problemas y promesas. Farmacéutica Molecular. 2007; 4(6):807-818.

(10) Maryam S. Farvid, A. Heather Eliassen, Eunyoung Cho, Xiaomei Liao, Wendy Y. Chen, y Walter C. Willett. “Ingesta de fibra dietética en adultos jóvenes y el riesgo de cáncer de mama.” 2016, Pediatrics,137(3)

(11) Cabo-Garcia, L; Achon-Tunon, M; Gonzalez-Gonzalez, M. P. THE INFLUENCE OF THE POLYUNSATURATED FATTY ACIDS IN THE PREVENTION AND PROMOTION OF CANCER. NUTRICION HOSPITALARIA. 2015;32(1):41-49  

(12) Toral Peña JC. Complicaciones debidas al tratamiento oncológico que afectan a la nutrición . Soporte Nutricional del Paciente Oncológico. En www.seom.org. (Fecha consulta 9-2-2016)

Si te ha gustado, compártelo

Durante el tratamiento de quimioterapia, ¿cómo debemos modificar nuestra alimentación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *