Captura de pantalla 2018-03-03 a las 19.55.04De todos es conocido que el cáncer es una de las enfermedades mas prevalentes en nuestro tiempo y desde todos los campos se está investigando para para poder combatirla. Dentro de la investigación en nutrición y cáncer, últimamente se habla mucho de la dieta cetogénica atribuyéndole propiedades para frenar la progresión de la enfermedad.

DIETA CETOGÉNICA: FUNDAMENTO

La dieta cetogénica es una dieta muy alta en grasas y baja en hidratos de carbono. Se basa en la hipótesis de Warburg, según la cuál las células cancerosas utilizan glucosa como fuente de energía y no grasa. Una célula sana puede utilizar ambos combustibles en función de la presencia o no de oxígeno. Entonces, de acuerdo a esta teoría, si reducimos la ingesta de glucosa la célula cancerosa verá reducido su crecimiento al no disponer de su principal fuente de energía (1).

Captura de pantalla 2018-03-04 a las 13.00.53

Pues como todas las teorías hay que demostrarla. Se han realizado estudios en células, en animales y en humanos.

DIETA CETOGÉNICA: ESTUDIOS EN CÁNCER

Actualmente los estudios realizados en humanos son muy escasos; haciendo una revisión rápida, tan solo he encontrado 15 ensayos clínicos randomizados en los últimos 25 años. Son estudios que tienen grandes diferencias en diseño, tamaño de muestra (algunos estudios con 1 o 2 casos), tipología del cáncer. Además, la duración de la intervención es muy distinta según los estudios y raramente supera los tres meses; y otras diferencias son el reparto de macronutrientes en la dieta y los tratamientos recibidos por cada paciente en el momento de la intervención dietética. Captura de pantalla 2018-03-03 a las 20.24.22

Como podéis ver en la tabla, los resultados respecto a la progresión de la enfermedad son positivos en animales, pero solo la mitad de los realizados en humanos concluyen con efecto favorable. Sin duda, es un campo en el que se debe investigar mucho, y tener en cuenta algunos datos interesantes obtenidos hasta ahora. Por ejemplo, los pacientes en los que disminuye la progresión tienen niveles mas altos de la cetona betahidroxibutirato en sangre, por lo que se cree que responden mejor al efecto cetogénico de la dieta (2). La glutamina se puede utilizar como fuente de energía a partir de los músculos y en algunos tumores biopsiados se ha visto que ciertas células tumorales expresan enzimas ketolíticas, lo que puede explicar la incosistencia de los resultados (3). Por otro lado, otros efectos positivos que destacan algunos estudios de la dieta cetogénica es la mejoría en los niveles de glucosa y perfil lipídico y una menor pérdida de masa magra (4). Como efectos secundarios indican la dificultad de adherirse a este tipo de dieta, el estreñimiento y calambres (5).

DIETA CETOGÉNICA: TIPOS

Yo creo personalmente que la evidencia actual no permite recomendar este tipo de dieta, pero también creo legítimo que un paciente con cáncer quiera hacerla. Ahora bien, bajo control médico, partiendo de un buen estado nutricional y cuando las expectativas de supervivencia sean superiores a tres meses (6).

Existen diferentes tipos de dieta cetogénica en función del reparto de los macronutrientes y de la utilización o no de triglicéridos de cadena media (7).

Captura de pantalla 2018-03-03 a las 21.05.21

Una vez que se establezca el reparto elegido de los macronutrientes y la utilización o no de triglicéridos de cadena media (en suplemento o alimento), el dietista-nutricionista debe tener en cuenta los efectos secundarios que suele producir:Captura de pantalla 2018-03-04 a las 12.23.07

* Para mejorar la adherencia se pueden crear recetas, por ejemplo magdalenas sin harina, con huevo, aceite de oliva virgen extra ,frutos secos y canelab0bbb1334c6a104661efb02551e88b1e

* Para evitar el estreñimiento, incorporar vegetales con mayor contenido de fibrad47221b2e5ba63bc9091dcb8a3130fcc

Incluir en la dieta cetogénica alimentos ricos en magnesio para prevenir calambres.

Lo que NUNCA debe hacer el paciente oncológico es realizar este tipo de dieta por su cuenta, sin control médico y sin el asesoramiento de un dietista-nutricionista clínico que le informe de la evidencia científica y le pueda ir modificando las pautas de alimentación en función de la evolución de la enfermedad y los posibles efectos adversos que puedan aparecer.

BIBLIOGRAFÍA

1. Klement RJ. Beneficial effects of ketogenic diets for cancer patients: a realist review with focus on evidence and confirmation. Med Oncol. 1st ed. 2017 Jun 26;34(8):789–2. 

2.Fine S, et al. Targeting insulin inhibition as a metabolic therapy in advanced cancer: A pilot safety and feasibility dietary trial in 10 patients. Nutrition. Elsevier Inc; 2012 Oct 1;28(10):1028–35.

3. Chang HT, Olson LK, Schwartz KA. Ketolytic and glycolytic enzymatic expression profiles in malignant gliomas: implication for ketogenic diet therapy. Nutrition & Metabolism. Nutrition & Metabolism; 2013 Jul 5;10(1):1–1. 2.

4. Varshneya K, Carico C, Ortega A, Patil CG. The Efficacy of Ketogenic Diet and Associated Hypoglycemia as an Adjuvant Therapy for High-Grade Gliomas: A Review of the Literature. Cureus. 2015 May 7;7(2):1–12. 

5.Camila L.P, et al. A Nutritional Perspective of Ketogenic Diet in Cancer: A Narrative Review. Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics. Elsevier Inc; 2017 Mar 29;:1–21.

6. Rieger J, et al: A pilot study of ketogenic diet in recurrent glioblastoma. Int J Oncol; 2014 Apr 14;:1–10.

7. Schoeler NE, Cross JH. Ketogenic dietary therapies in adults with epilepsy: a practical guide. Pract Neurol. 5 ed. 2016 May 13;16(3):208–14.

Si te ha gustado, compártelo

Dieta cetogénica y cáncer. Evidencia
Etiquetado en:        

Un pensamiento en “Dieta cetogénica y cáncer. Evidencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *