Captura de pantalla 2016-04-05 a las 11.30.51 (1)Todos sabemos que hay acciones o hábitos buenos y malos. Incluso somos capaces de reconocerlo; fumar es un hábito malo, comerse las uñas, cruzar en rojo la carretera… Pues también hay alimentos buenos y malos. Se suele decir que “hay que comer un poco de todo”, pero NO, ¿por qué razón voy a tener que tomar alimentos malos?, acaso digo “hay que tener hábitos buenos y malos, un poco de todo”.

El problema radica en conocer qué son alimentos malos, ya que los intereses económicos yCaptura de pantalla 2015-09-27 a las 12.35.36 el poderoso marketing de las grandes multinacionales nos pueden hacer creer que productos nada saludables parezcan ser buenos. Así, tenemos el ejemplo de las galletas “dinosaurus” con un contenido de azúcar muy superior al aconsejado por la organización mundial de la salud y avalado por la asociación española de pediatría (1).

Pensad en un dato, hoy en día nos morimos principalmente a causa de enfermedades cardiovasculares, diabetes o  cáncer. ¿Acaso no existe relación entre estas enfermedades y malos hábitos como alcohol, tabaco o mala alimentación? . Hay un refrán muy sabio que dice “MÁS VALE PREVENIR QUE LAMENTAR”, y es que vivimos en un país donde apenas existen políticas sanitarias destinadas a prevenir la enfermedad y promover la salud. Incluso aunque parezca increíble cuando una persona recibe un tratamiento farmacológico para una patología deja de preocuparse por su alimentación. Es frecuente que si a un paciente hipertenso o diabético se le pregunta: ¿usted comerá sin sal, usted cuidará la dieta y hará ejercicio, verdad?, la respuesta sea “no, porque ya tomo medicamentos”. Es decir, parece que asumimos como “normal” el hecho de medicarnos y no, lo “normal” es comer bien y hacer ejercicio para evitar tomar medicamentos. 

Fuente: (2)
Fuente: (2)

Conocemos personas que  padecen o han fallecido a causa del cáncer. Es una enfermedad metabólica en la que confluyen muchos factores pero sobretodo malos hábitos como tabaco, alcohol, obesidad y mala alimentación. Nuestra dieta influye en el 30-35% de los casos de cáncer. Por lo tanto cabe preguntarse si lo que yo como, bebo, me muevo, favorecerá la aparición de esta enfermedad. Está claro que la ausencia de alcohol y tabaco en mi vida y tener un peso adecuado es muy importante pero…

¿QUÉ OCURRE CON LOS ALIMENTOS PROCESADOS? Esos tan ricos, baratos, y apetecibles para muchos. Pues que:

1.Carecen de los nutrientes necesarios para que el organismo funcione de forma correcta.Captura de pantalla 2016-04-05 a las 20.09.09

2.Aportan grandes cantidades de azúcar que no necesitamos, y que originan desórdenes metabólicos.

Por otro lado, incorporan grasas poco saludables, (escasamente encontraréis alguno con aceite de oliva), e infinidad de aditivos.

3. Al tomar estos productos, desplazamos de nuestra dieta aquellos alimentos “sanos” que sí necesita nuestro organismo. Es muy típico el caso de aquella persona que se toma un pastel o bollería por la tarde  y luego decide no cenar. Pues no, cena unas verduras con un pescado y una fruta, porque así a través de esta cena podrás aportarle vitaminas y minerales a tu organismo.

4.Carecen fibra. Sí esa fibra que necesitamos para el normal funcionamiento de nuestro intestino (3) y que encontramos en todos los productos de origen vegetal: fruta, verduras,legumbres, cereales integrales, frutos secos. No hay que buscarla en yogures, panes o galletas que se publicitan “ricos en fibra”

Por lo tanto estos productos ¿son malos? Sí. ¿Están prohibidos en mi alimentación? No. Pero no pueden constituir la base de mi alimentación, solo los debo tomar de forma esporádica.

¿QUÉ ALIMENTOS SON BUENOS?Captura de pantalla 2016-04-06 a las 16.41.02

Sobre todo los que no estén procesados: carnes no procesadas, pescados, huevos (que no comiencen en su enumeración con el número 3), legumbres, pastas y arroces integrales, cereales como la avena, frutas, verduras, legumbres, frutos secos, lácteos sobre todo fermentados y sin azúcares añadidos como  el yogur natural o queso de leche cruda.

Realmente para comprar la mayoría de estos buenos alimentos no necesitaríamos ir al supermercado, bastaría con ir al mercado y comprar en la fruterías, pescaderías y carnicerías.

¿Os habéis fijado que en la mayoría de los supermercados los primeros pasillos corresponden a “productos”  y que normalmente los productos frescos suelen encontrarse al final del supermercado?. Además suelen colocar productos como refrescos y “chucherías” en la parte izquierda de los pasillos, y ¿os habéis dado cuenta hacia donde tiende el carro a girar? 

Una buena idea para comer bien es guiarnos por el modelo del plato saludable adaptado por la universidad de Harvard, e intentar que tanto en la comida y en la cena estén presentes al menos un alimento de cada uno de los cuatro grupos. Existen muchas combinaciones posibles, pero yo he hecho unos ejemplos sencillos de como se pueden elaborar menús en los que estén presentes todos los grupos.

Captura de pantalla 2016-04-06 a las 16.59.49 Captura de pantalla 2016-04-06 a las 17.33.02

BIBLIOGRAFÍA

(1) Guía OMS, consumo de azúcar libre. 

(2)Albini A, Tosetti F, Li VW, Noonan DM, Li WW. Cancer prevention by targeting angiogenesis.Nat Rev Clin Oncol. 2012 Sep;9(9):498-509.

(3)Kim Y, Je Y. Dietary fibre intake and mortality from cardiovascular disease and all cancers: A meta-analysis of prospective cohort studies. Arch Cardiovasc Dis. 2016 Jan;109(1):39-54. 

Si te ha gustado, compártelo

 

¿Comes para enfermar o para prevenir la enfermedad?
Etiquetado en:                    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *