Image-1El síndrome del ovario poliquístico ( SOP) es diagnosticado cada vez con mayor frecuencia entre mujeres de edad fértil. Puede producir diferentes síntomas y no es necesario padecerlos todos para que el diagnóstico sea positivo. Os preguntaréis qué relación tiene con la alimentación. Pues dos cosas a tener en cuenta; por un lado, es frecuente que aparezca en mujeres obesas y por otro lado, muchas mujeres que lo padecen tienen elevados sus niveles de insulina. Si hablamos de obesidad e insulina, adaptar nuestra alimentación será fundamental para la mejora de los síntomas.

¿QUÉ ES EL SÍNDROME DEL OVARIO POLIQUÍSTICO (SOP)?

Aunque no se sabe con exactitud su etiología, de lo que sí se tiene la certeza, es que los ovarios de estas mujeres producen un exceso de testosterona, lo que conlleva a la elevación de los niveles de insulina y de la hormona luteinizante (LH).

Esta hormona, es producida por  la hipófisis o glándula pituitaria y cuando los ovarios reciben una señal de la LH y de la hormona foliculoestimulante (FSH) segregan estrógeno y progesterona, que son hormonas sexuales femeninas; y también, en condiciones normales, los ovarios producen un poquito de hormona sexual masculina, testosterona. Pero en el síndrome del ovario poliquístico, la producción de testosterona es mayor. También suele detectarse con frecuencia en estas mujeres, niveles altos de insulina, generalmente por resistencia a la misma,  y esto puede ocasionar que los ovarios produzcan más testosterona (estudio).

 

Ciclo ovárico normal
Ciclo ovárico normal
Ciclo con ovarios poliquísticos.
Ciclo con ovarios poliquísticos.

Fuente: Asociación Española SOP

Un aspecto muy importante son las diferencias encontradas entre mujeres obesas y no obesas que padecen este síndrome. Así, en las mujeres no obesas se observa principalmente alteración en el eje hipófisis-ovario, mientras que en las mujeres obesas predomina la alteración en la sensibilidad a la insulina.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

No todas las mujeres tienen los mismos síntomas. Pero los más frecuentes son:

foto sintomas sop

Si a una mujer le diagnostican ovarios poliquísticos no necesariamente tiene que desarrollar estos síntomas.

TRATAMIENTO

El tratamiento farmacológico de elección tiene por objetivo la mejora de los síntomas. Por ejemplo se usan anticonceptivos, citrato de clomifeno u otras hormonas, para regular los ciclos menstruales.Vive nutrición - Nutrición deportiva

En este artículo nos interesan los aspectos nutricionales por lo que el primer consejo sería perder peso en caso de que la mujer presente sobrepeso u obesidad. Una recomendación general, es la práctica de ejercicio físico, que además de facilitar la pérdida de peso, ayuda a disminuir los niveles de insulina, generalmente elevados en este síndrome.

Desde el punto de vista estrictamente nutricional, los últimos estudios apuntan a que una dieta baja en carbohidratos puede ser beneficiosa. Un ejemplo es el trabajo: “Efectos metabólicos favorables de una dieta baja en carbohidratos en mujeres con síndrome de ovario poliquístico”, en el que 30 mujeres tomaban primero una dieta estándar (55% de hidratos de carbono) durante 8 semanas, se esperaban 4 semanas y luego esas mismas mujeres ingerían una dieta baja en hidratos de carbono (41%). Los resultados fueron que la dieta baja en hidratos de carbono indujo disminuciones significativas en la insulina en ayunas, glucosa en ayunas, testosterona total y todas las medidas de colesterol, y un aumento significativo en la sensibilidad a la insulina. En la dieta estándar se observó una disminución del denominado “colesterol bueno” (HDL-C) y un aumento en la proporción de colesterol total a HDL-C. A través de todos los datos combinados, el cambio en la testosterona se asoció positivamente con los cambios en la insulina en ayunas. La conclusión del estudio es que la reducción modesta en hidratos de carbono de la dieta, tiene numerosos efectos beneficiosos sobre el perfil metabólico que puede conducir a una disminución en la testosterona circulante.

Este y otros estudios en la misma linea, se han realizado hasta el momento con grupos reducidos de mujeres. Sin embargo, cerca del 50% de las personas que padecen este síntoma presentan resistencia a la insulina, por lo que deberían:

– Reducir al máximo el consumo de aquellos alimentos que tras su ingesta producen una elevación de los niveles de glucosa en sangre (los de medio y alto índice glucémico):

  • Cereales refinados: arroz blanco, pan blanco, pasta muy cocida.
  • Productos industriales procesados: galletas, bollería, pasteles…En este enlace podéis ver el contenido de azúcar de algunos de estos productos.
  • Refrescos, zumos industriales
  • Hortalizas como patata y zanahoria
  • Postres lácteos ( los que llevan azúcar añadido)

– Aumentar el consumo de verduras, frutas ricas en fibra, legumbres, cereales integrales (arroz integral, pasta integral, pan integral), avena, frutos secos.

– Consumir proteína baja en grasa como pescado, carnes magras.

– Incrementar el consumo de alimentos ricos en cromo. El cromo es un oligoelemento muy importante en el metabolismo de los hidratos de carbono potenciando la acción de la insulina. La cantidad diaria recomendada es de 50 microgramos, pero dada su baja absorción se recomienda consumir entre 50-200 microgramos/día. Se acaba de publicar un estudio en el que la ingesta de picolinato de cromo reduce la resistencia a la insulina en mujeres con SOP.

foto contenido cromo en alimentos

Fuente: www.eufic.org

Si lo consideráis necesario, podéis acudir a un profesional (dietista-nutricionista), el cuál os proporcionará más información  y adaptará vuestra alimentación para cada caso particular.

CONCLUSIONES

El síndrome del ovario poliquístico afecta a un porcentaje importante de mujeres.

Entre sus síntomas destaca el aumento de peso y la resistencia a la insulina.

Una dieta baja en hidratos de carbono y la practica del ejercicio físico diario puede ayudar a prevenir, combatir los síntomas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Los efectos de una baja en carbohidratos, la dieta cetogénica en el síndrome de ovario poliquístico: un estudio piloto.

Chequea tu consumo de cromo

Si te ha gustado, compártelo

Alimentación en el síndrome de ovarios poliquísticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *